La vacuna contra el COVID-19 representa una espléndida oportunidad para la imagen y las RP de las empresas que la sepan aprovechar.

El pez por su propia boca muere y el que es tarugo un donde quiera pierde. Tras su espectacular fracaso en su campaña para evitar el contagio del coronavirus y de tratar de culpar de ese ridículo a la propia gente, el gobierno de la 4T ha politizado la correspondiente vacunación y todo le está…